top of page

CAPÍTULO 21: ¿?

Updated: Apr 15


EL VAGÓN QUE LLEGÓ ¿Cómo quedó el Capítulo 20?

 
 
 

El señor Loro miró a don José preguntándole con la mirada si debía seguir las instrucciones del Coronel. El ingeniero asintió con la cabeza y el posadero salió del despacho.


  • Argimiro, ... ¿Crees que acabaremos hoy?


  • Eso espero Pep. Acaba de pasar Fernando y, aunque no ha querido interrumpirme, ha hecho una señal inequívoca de que Rufino está ya impaciente. Así que tendremos que ir a lo esencial para el propósito que nos ha reunido.


  • Pues te diré que en cierta forma me tranquiliza, porque ya no sabría como justificar más días sin atender a mis obligaciones ordinarias

  • señor Loro interrogando

Quedan en verse a las 14 comiendo.


Describir la comida.


El coronel comienza a relatar Le Cahier.


Primero localizan a don Alfredo para que a su vez localice a Bastianne. Consigue una forma de contacto telefónico los domingos a las 24 entre Guadalupe y Bastianne.


Organizan toda la logística del desplazamiento. Y además entre ellos deciden casarse a distancia y consumar el matrimonio antes de cruzar a Francia.


  • Argimiro, ... ¿Son palabras tuyas o me trasladas lo que Bastianne escribió en "Le Cahier"?


  • Yo te he extraído la síntesis de la que Bastianne escribió.


  • Pero,... ¿Tú admites la equidistancia en la valoración de los puntos de vista de los dos bandos? Te lo digo de otra manera. ¿Reconoces irracionalidad y sectarismo en ambos bandos?


  • Pep, todavía no entiendo el motivo por el que en estos dos días, ante una persona que , hasta ayer era un perfecto desconocido, dejo a la vista opiniones y puntos de vista que mantenía ocultos incluso a mí mismo.


  • Puede que estuvieras necesitando aliviar presión como si fueras una máquina de Watt


  • Pero respondiendo a tu pregunta te diré que, con estas tres estrellas encima, la respuesta es, obviamente, no. Pero, le prometí a mi padre que nunca perdería mi capacidad de análisis y crítica. Él sostenía que había que conducirse con la entereza suficiente para poder soportar ante uno mismo la incoherencia de pensar de una forma y actuar de otra. Y que esa entereza, aunque en ocasiones vil, era un valor superior a la coherencia obtenida adecuando lo que piensas a lo que te ves obligado a hacer. La entereza de la que presumo me permite decirte que hago mío lo escrito por Bastianne.


  • Gracias, Argimiro.


  • Continúo. Cuando los tres convinieron que era el momento de pasar a la acción, fue cuando se levantó un muro que hasta entonces habían obviado. Necesitaban un plan viable y eso estaba fuera de su alcance. Según cuenta Bastianne, ninguno de los tres quería pronunciar su nombre, pero hasta la juventud de Guadalupe sabía que hacer realidad aquella decisión tan transcendental, necesitaba la intervención de Don Alfredo.


  • Bien decías que volvería a aparecer. ¿Habías leído ya "Le Cahier"?


  • No Pep. Fue pura premonición.


  • Pero, ... ¿Quien es don Alfredo?


  • Esa, Pep, era la pregunta que esperaba que no me tuvieras que hacer. Pero, ayer ya comprendí que inevitablemente se cruzaría en nuestra historia. No sabía cuando ni en calidad de qué, pero nada alrededor de don Alfredo ocurre por casualidad. Prefiero no tener que dar una definición formal de don Alfredo que, además, no sé si estaría en condiciones de hacerlo.


  • Pero, Argimiro, permíteme una pregunta inocente. ¿Don Alfredo no tiene informe de conducta al que un "pase pernocta" como tú pudiera tener acceso?


  • Sibilino amigo Pep. Sabes perfectamente que esa "inocente" pregunta es doblemente maliciosa. Por supuesto que don Alfredo no tiene informe de conducta.


  • Pero, dijiste que si no tenías informe de conducta, o no eras nadie, o no eras. ¿Cual es el caso de don Alfredo?


  • Pep, te recuerdo que el que iba a hacer las preguntas era yo. Pero ...


En ese momento se oyeron unos golpès en la puerta del despacho.


  • Disculpa un momento, Argimiro. Llaman. ¡Adelante!


La puerta se abrió lentamente y tras su giro apareció el señor Loro con una bandeja en la que llevaba una jarra de agua, una botella de vino y medio pan. Don José se quedó mirando fijamente a la bandeja y por fin, apartando el teléfono de su cara, dijo sin mucha convicción:


  • Eugenio, celebro que hayas retornado a las buenas costumbres como es la de esperar a recibir permiso antes de abrir la puerta.


Por el auricular del teléfono se oía la voz del Coronel reclamando al Ingeniero.


  • ¡Pep, pep! Deja que Eugenio escuche la pregunta que quiero hacerle.


El señor Loro acercó su cabeza al auricular.


  • Buenos días Eugenio.


  • Buenos días, mi Coronel. A sus órdenes.


  • Por lo que llevo escuchado estos dos días, me consta que es usted una persona de amplios conocimientos de la vida en general y con un fino olfato para apreciar la condición humana.


  • Permítame mi Coronel, pero miedo me da esa introducción que hace de mi humilde persona. Supongo que ahora detrás viene la bayoneta.


  • No te falta razón Eugenio porque ahí va: ¿Cómo definirías a don Alfredo?


  • Mi Coronel, esto no es una bayoneta. Esto es la suma de los sables de los Tres Mosqueteros.


  • Pues adelante Richelieu.


  • Don Alfredo es aquella persona que si está en el bando contrario al tuyo desearías que no existiera y si tuvieras la certeza de que está en el tuyo preferirías que no te hubiera ayudado nadie. Pero el problema con don Alfredo es que nadie ha conseguido saber si está en su bando y, lo que aún le hace más inquietante, nadie quiere saber si está o no en su bando.


  • Eugenio, ciertamente hablaste ex cátedra. No me han engañado contigo. Tendría que reclutarte para mi equipo. Te debo una.


  • Gracias mi Coronel. Por esa una que me debe. ¿Le puedo hacer una pregunta que siempre me he hecho?


  • Adelante Eugenio.


  • ¿Rufino conoce a don Alfredo?


  • Eugenio, tu sable sí que es el de D'Artagnan. Rufino, al que seguramente tú también conoces, dice de él: "Es la persona que no existe que más ha ocupado mi pensamiento". Y una última gran duda, permíteme Eugenio. Conseguir en la España de finales del treinta y ocho, inicios del treinta y nueve entrar en contacto con alguien en Francia para después llevar a tres personas desde Almansa a la frontera francesa de forma coordinada, supongo que convendrás conmigo en que es una empresa al alcance de muy pocas personas. Y que, sin duda, una de esas personas sería don Alfredo.


  • Totalmente de acuerdo mi Coronel.


  • Mi última duda es, ... ¿Qué puede mover a don Alfredo a prestarse a proporcionar tan singular ayuda a una familia de la Almansa perdida entre Cáceres y Badajoz?


  • Mi Coronel, lamento no tener una respuesta solvente y precisa para esa pregunta que me hace. Pero creo que le puedo dar una pista que, muy probablemente, le va a permitir encontrarla. Para ello deberá tirar del hilo de la "manta bajera" hasta encontrar al miliciano Juan López cerca de San Fermín. Cuando dé con él, seguro que alguien, con "pase pernocta" como usía, sabrá ya que la manta y el hilo salieron de la misma "manta cimera" y ya no tendrá duda sobre qué es lo que mueve a don Alfredo.

  • Entendido, gracias Eugenio, ya veo que tú nunca defraudas. Dime una cosa. ¿Tú tienes "pase pernocta"?


  • Ya sabe usía que no, pero le digo una cosa: si de algo entiende un posadero es de pernoctas.



  • Eugenio, iré a Logrosán en el primer tren, pero a conocerte. Ya os voy pillando el tranquillo a los de Logrosán y creo que la madre científica, con la ayuda de San Fermín me va a llevar a entender el papel de don Alfredo de Pep, te supongo a la escucha. Arropa a

  • en tren que hiciero Hay, sin embargo, un asunto que me resulta llamativo en este informe. Se entiende que Lourdes se cría dentro del Monasterio, pero no hay ninguna mención a ese periodo. La siguiente reseña de la vida de Lourdes está fechada en 1939 y sigue situándola en el Monasterio de Guadalupe. En ese año, sin precisar la fecha, otro recién nacido varón es depositado a las puertas del Monasterio. En el informe se hace mención a una carta del Prior dirigida al Arzobispo de Toledo en la que solicita permiso para que la joven Lourdes se haga cargo de la criatura en las dependencias del Monasterio. No hay constancia de la respuesta de Toledo, pero tampoco consta que se denegara el permiso. Por tanto, hemos de suponer que a partir de 1939 Lourdes cría a ese niño dentro del Monasterio. Algo no encaja aquí, Pep.


  • ¿Estás pensando lo mismo que yo? ¿Cuál es la fiabilidad de esos informes?


  • Responderé primero a lo último. En estos informes hay de todo, como en botica. Un alto porcentaje de la información es muy fiable. Pueden darse errores, por supuesto, pero mi experiencia de dice que los errores son muy escasos y, generalmente, intrascendentes. Me preocupa más la información tendenciosa, o más precisamente, la información deliberadamente tendenciosa, que trata de ponerle la cruz a alguien con el fin inequívoco de hacerle daño.


  • Argimiro, yo me refería precisamente al caso contrario.


  • ¿A qué caso contrario te refieres, Pep? Espera un momento, ... ¿Estamos pensando en lo mismo? Me dijiste que el señor Loro habló de la muerte de los padres en una emboscada cerca de los Pirineos y de que la hija fue rescatada por unos frailes. He buscado y encontrado los informes de Guadalupe y de sus padres. Se conserva gran cantidad de información, pero te lo resumiré. Supongo que entraron en contacto con la familia de Bastianne para que les facilitaran su acogimiento en Francia. También debieron tener cobertura y soporte logístico en España para poder alcanzar casi la frontera. Como puedes suponer, no hay una descripción pormenorizada de lo ocurrido. Constan algunos registros de paso por corredores que no eran los habituales y que estaban al alcance de muy pocos. Las grandes vías de huida a Francia se iban colapsando según se aproximaba el final de la guerra. Todas la previsiones se vieron desbordadas. Lo que iban a ser columnas con unos cuantos de miles de personas camino del exilio, se convirtieron en mareas humanas de cientos de miles de candidatos a refugiados. Todas las opciones tenían asociadas dificultades y riesgos. Ellos iban a pasar a Francia a través de Andorra, pero eso requería una base segura en la que poder esperar el momento idóneo. Esa base la tuvieron en las proximidades de La Seo de Urgel. El plan era osado y se basaba en que Bastianne entraría en España con documentación francesa para los tres. Esa documentación debía permitirles cruzar la frontera como ciudadanos franceses y eludir el internamiento en los campos de concentración que esperaban a la gran mayoría de españoles que conseguían cruzarla. Bastianne conocía al detalle la zona por haber acampado en ella durante muchos veranos. Unos meses antes había hecho una incursión exploratoria y había comprobado que, a pesar del intenso tráfico a través de los Pirineos, seguían existiendo, refugios y pasos en zonas que sólo conocían los iniciados y que no habían sido transitadas. Cuando la familia de Guadalupe abandonó Almansa camino de Francia, Bastianne volvió a comprobar la ruta elegida y alguna otra alternativa y depositó víveres en varias de ellas. Su enlace en Exxxxxxxxxxxxxxxx frontera.momemngoA pesar de la dificultad coherentes entre sí y que sitúan s Alguien hizo una jugada doble y Bastianne, en el relato que te hizo durante el paseo desde Puertollano, omitió un episodio tremendamente importante.



  • Yo pensé que su destino era juntarse con la familia de Bastianne y con su ayuda reemprender los tres la vida en Francia. Pero la muerte de los padres debió de truncar esos planes. Bien, en Parece claro que el objetivo era al menos contactar con Bastianne y su familia. Y

Loro

  • El señor ¿Lourdes tiene a día de hoy un hijo el informe de de aproximadamente veintitrés años?


  • Cierto, estaba delante de mis ojos y además gritándome: ven y descúbreme. En el informe de conducta de Lourdes Grande, porque además está acabando ingeniería de caminos y su nombre y apellidos lo identifican plenamente. c ompleto esde apellidos se llama Tolosa Grande apellido se llama Tolosa pero me lo has tenido que mostrar tú. Quedan un montón de cabos por atar, pero podemos ir reconstruyendo la historia.


  • . ¿ deberías teMe da la impresión de que alguien ha fabricado una cobertura a la primera parte de



  • Esa forma de actuar mina la credibilidad del régimen. Como comprenderás, no soy ajeno al hecho de que muchos españoles piensan que nuestra legitimidad está viciada en su origen y para ellos da igual la pulcritud de los informes. Pero es a nosotros a quien nos debe importar ser rigurosos, dar ejemplo y no ofrecer motivos para la discordia.





  • fiable. Pueden darseLa mayoría de


ninguna mencióvez para







 
 


 
VISTA DE GUADALUPE Y LOS GUADARRANQUES DESDE EL ALTO JUNTO AL CASTAÑO DEL ABUELO


 


17 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page